ELABORACIÓN

ELABORACIÓN

 

La variedad Albariño, sinónimo de calidad y  una de las grandes variedades del mundo, es la única variedad con la que trabajamos en bodega.
A una respetuosa y mimada vendimia le acompañan las más modernas técnicas de vinificación, que junto a su proceso de conservación, dan como resultado vinos con personalidad propia en una Bodega marcada por la pasión.

Nuestro calendario de producción es siempre el propio de la zona Rías Baixas, que habitualmente se realiza entre los meses de agosto y septiembre, dependiendo de las condiciones climáticas, para proceder a su elaboración a lo largo del año.
El producto obtenido es un vino blanco joven, afrutado, con una graduación de entre 12 y 14 grados, protegido por la D.O. Rías Baixas.

Para la elaboración de nuestros vinos mantenemos un cuidado proceso. Estos son los pasos:

1º Control de Maduración.

El objetivo de esta operación es determinar el momento de comienzo óptimo de la vendimia. Para ello se analiza el grado alcohólico probable de la uva y la acidez total del mosto.

2º Vendimia.

Una vez establecido el calendario de vendimia, se recolectan en primer lugar aquellos viñedos cuyas uvas contienen la mejor graduación y la acidez mas controlada. Las uvas van llegando en pequeñas cajas que son inmediatamente analizadas y llevadas hasta las mesas de selección dónde un grupo de personas retiran aquellos racimos que no cumplen con los criterios de calidad . Justo entonces pasa a la despalilladora y después pasa por un intercambiador tubular par bajar la temperatura de esa uva ya seleccionada a unos 7ºC antes de su paso a los maceradores. En ausencia de oxígeno, la uva permanecerá en contacto con el mosto durante algunas horas extrayendo aromas. El objetivo de la técnica de macerado en frío es extraer de las células de la piel los aromas varietales característicos. Este paso es opcional y no se utiliza siempre.

3º Prensado.

Su misión es extraer el mosto por medio de la presión ejercida sobre las uvas. Esta operación se realiza en las Rías Baixas habitualmente con prensas neumáticas.

4º Desfangado.

Operación que consiste en limpiar el mosto separándolo y despojándolo de las partículas más gruesas que pueden contener. En las Rías Baixas se utiliza de forma generalizada el desfangado estático con empleo de frío.

5º Fermentación alcohólica.

Habitualmente se realiza en depósitos de acero inoxidable y a temperatura controlada entorno a 16ºC.

6º Trasiegos.

Proceso con el que, una vez terminada la fermentación, se separa lo más rápidamente posible el vino de las lías. Después es cuando se hacen las mezclas y coupagge de los vinos.

7º Estabilización Tartárica.

Con este proceso se pretende eliminar las precipitaciones tartáricas. Se realiza sometiendo el vino a una temperatura en torno a -4ºC de 7 a 10 días. Después se filtra.

8º Embotellado.

El embotellado normalmente se empieza a mediados del mes de febrero. El vino permanece un mes en botella antes de salir al mercado.